UNA BUENA Y UNA MALA PARA LOS ARGENTINOS EN ACAPULCO

01 Mar 2018
187 times

  Sabor agridulce quedó para los argentinos luego de una nueva jornada de tenis en el ATP de Acapulco. Por un lado, Juan Martín Del Potro se impuso ante el español David Ferrer por 6-4, 4-6 y 6-3 y por el otro, Diego Schwartzman cayó frente a Ryan Harrison por 6-3, 5-7 y 6-4.

  La Torre de Tandil, que llegaba al duelo de segunda ronda tras haber vencido al alemán Misch Zverev por 6-1 y 6-2, en escasos 61 minutos, tuvo que batallar durante dos horas y media para vencer al español. El comienzo fue parejo y con ambos muy firmes en sus servicios. El quiebre llegó recién en el décimo game, el cual le sirvió a Delpo para llevarse la primera manga por 6-4.

  Las alarmas se encendieron rápido en el segundo set, debido al rápido quiebre de Ferrer que se puso 2-0. A pura potencia con su derecha, Delpo recuperó su servicio en el octavo game. Pero la alegría duró poco. Nuevamente, el español devolvió todas las pelotas con precisión, y otro quiebre le alcanzó para quedarse con el set por 6-4.

  En la última manga, el argentino quebró en el sexto game y se puso 5-2 arriba. Luego del saque de Ferrer, a Delpo no le tembló el pulso: cerró 6-3 el set con un potente saque y una volea cruzada.

  Este fue el décimo segundo enfrentamiento entre ambos con seis victorias con igual cantidad de derrotas para cada uno. En cuartos de final, el argentino se medirá ante el austríaco Dominic Thiem quien doblegó al canadiense Denis Shapovalov por 6-2 y 6-3.

  Por su parte, el norteamericano Ryan Harrison frenó las ilusiones de Diego Schwartzman, muy cansado y muy errático, reciente ganador en Río de Janeiro, por 6-3, 5-7 y 6-4. El primer set había comenzado con el pie derecho para el reciente campeón en Río de Janeiro. Con un repentino quiebre al saque del nacido en Los Ángeles, parecía que el trámite del partido iba a ser sencillo para Schwartzman. Lejos de esa primera impresión, Harrison apretó el acelerador y quebró el saque del Peque en el juego siguiente.

  Harrison logró estar fino en los momentos clave: de siete oportunidades de quiebre, Schwartzman solo aprovechó dos, mientras que de las cuatro que tuvo el estadounidense, logró lastimar tres veces. Fue 6-3 la primera parte para quien había dado el batacazo en la primera ronda al eliminar al octavo favorito, su compatriota John Isner.

  Una buena reacción tuvo el argentino en el segundo set: impuso el ritmo desde un comienzo y si bien quebró el saque de su adversario recién sobre el final, lo desgastó y lo hizo sentir incómodo. Pero no alcanzó el envión anímico propio y del público para doblegar a Harrison, que si bien no se lució, acertó en los momentos justos.

  En la próxima ronda, el ganador jugará ante el alemán Alexander Zverev, quien superó al alemán Peter Gojowczyk por 7-6(6) y 6-3. A pesar de su caída, el "Peque" ascenderá por lo menos un puesto más en el ránking de la ATP ante la caída en el debut del norteamericano Sam Querry (11) ante el australiano Matthew Ebden.

  El abierto mexicano, que se juega sobre superficie dura y repartirá premios por 1.789.445 dólares, sufrió la baja del súper campeón español Rafael Nadal (2), quien decidió no jugar por haberse resentido de la lesión que lo persigue en el psoas-ilíaco de la pierna derecha.

Rate this item
(0 votes)